sábado, 1 de octubre de 2016

Fragmento de la novela: de terror: "El Visitante Maligno"



Fragmento de la novela “EL VISITANTE MALIGNO”

SOLO PARA ADULTOS

“…Por fin éste; ubicándose sobre su esposa, comenzó a penetrarla. La mujer gozaba a plenitud del momento de intenso placer, al sentir el rígido ariete entrando y saliendo de su cuerpo; tratando de llegar hasta sus entrañas… se dejaba cabalgar aferrándose con fuerza a la cama, encendiendo su pasión cada vez más a causa de las embestidas que recibía con satisfacción. Sentía la respiración agitada de su marido y el vigor con el que la poseía; con un deseo carnal que no experimentaba desde hacía tiempo. Ambos se dejaban transportar por la lujuria y la pasión. Sin darse cuenta, volteó la cara hacia el corral y miró con asombro el bebé estaba de pie; sujetándose de la baranda y los miraba con una sonrisa cómplice. Trató de separarse del hombre para cubrir su desnudez; pero éste no lo permitía, horadándola con mayor dureza, mientras el niño comenzaba a reírse a carcajadas, con una voz muy poderosa le dijo a su madre:

—Así es que te gusta que te follen ¿verdad perra? Te encanta que te taladren como una puta demente. ¡PERRA ASQUEROSA!, ¡CERDA INMUNDA…!

Presa de horror trató con vehemencia de separase de su pareja quien proseguía concentrado en el acto sexual sin inmutarse y de un modo salvaje. En ese momento percibió un lacerante dolor en la espalda; justo entre los omóplatos, causado por una mordida brutal que le arrancó un pedazo de piel y músculos estremeciéndola de pies a cabeza.

— ¡AAAHH!— gritó desesperada— ¡ME ESTÁS LASTIMANDO…! ME ESTAS HACIENDO DAÑO!, ¡SUÉLTAME!

…se detuvo por un instante para voltearla con fuerza colocándola boca arriba para que pudiera verlo. El cuerpo del hombre era una masa informe de huesos, carne desgastada, placas de sangre descompuesta y varias alimañas. Las cuencas de los ojos se encontraban vacías y; en su lugar, mostraban dos huecos vacíos y oscuros. La nariz había desaparecido quedando tan solo los orificios nasales por donde entraban y salían los bichos a voluntad. De la boca abierta empezaron a emerger algunos dípteros emitiendo su peculiar y aterrador zumbido. En ese instante el esperpento mordió el seno derecho hasta arrancar el pezón, masticándolo hasta tragarlo mientras la sangre brotaba en un chorro salpicando por todas partes al tiempo que… gemía de dolor…

— ¡Sigue, sigue!, ¡no te detengas!— dijo... — ¡NO TE DETENGAS, PERRA!
— ¡NO, NOOO, NOOOOO….!—gritó ésta tratando de huir sin conseguirlo, debido a la formidable fuerza de su torturador…

…De la boca del hombre convertida en una horrenda y lúgubre gruta empezó a surgir cual reptil una gran lengua oscura y pastosa que alcanzó el rostro de la mujer, empezando a lamerla con voluptuosidad dejando a su paso un rastro de saliva espumosa de tono amarillento. Luego se deslizó sobre el cuello, senos y continuó en su repugnante y aterrador periplo hacia el vientre de ésta; en tanto que el monstruo, haciendo caso omiso de los gritos de espanto y dolor de la mujer, proseguía con las animales embestidas, destrozando por dentro a su “amante”…” 


Fragmento de la novela de terror: “EL VISITANTE MALIGNO” DE Fernando Edmundo Sobenes Buitrón

“EL VISITANTE MALIGNO” y “EL VISITANTE MALIGNO II” disponibles en Amazon (Kindle)

Muy pronto publicaré mi nuevo libro: “RELATOS ESPELUZNANTES” no te lo pierdas.

Los invito a seguirme en
Pinterest;
https://es.pinterest.com/fernandosobenes/


Youtube: (Apóyame suscribiéndote para continuar haciendo videos) 

Muchas gracias y saludos desde Venezuela.


Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Ratings and Recommendations by outbrain