jueves, 25 de agosto de 2011

Posesión diabólica




En la habitación las paredes se mueven, el techo cruje, la niña atada a la cama comienza a blasfemar mientras su cara se transforma en una máscara de espanto, perversa y sádica; los sacerdotes pronunciando sus salmos y asiéndose  a sus cruces y biblias tratan de luchar contra ese ser perverso y maligno que se esfuerza por poseer a esa desdichada alma y llevársela a los confines del infierno, burlándose de nuestro “Señor”
Mientras tanto afuera, los familiares despavoridos y desconsolados escuchan la batalla que se viene dando en el interior de la habitación entre el bien y el mal;  se aferran a la oración y la esperanza de que los representantes de la iglesia puedan cumplir con el cometido de salvar a la niña y expulsar al demonio que la está haciendo sufrir. Esto más o menos es el resumen de la magistral novela “El Exorcista” de William Peter Blatty, publicada en 1972 y llevada al cine un año después, que marcó un hito en las películas de terror, un antes y un después de la citada obra.
Pero; ¿Qué hay de verdad en las posesiones diabólicas? ¿Cuál es el papel que juega la Iglesia Católica ante todo esto?
En pleno siglo XXI, con los avances tecnológicos, Internet y la ciencia que va a pasos agigantados hacia lograr cada vez más lo inimaginable, ¿todavía es posible la creencia de que existe el demonio? ¿Se puede creer que alguien está poseído por un ser invisible? Habría que preguntarse, por ejemplo ¿que llevó a hombres como Calígula, Hitler, Idi Amin, Pol Pot, Saddam Hussein, Milosevic, Gadafi entre muchos otros a cometer aberraciones y genocidios contra sus pueblos? ¿Hay posibilidad acaso de que estas personas hayan estado “poseídas” por un ser inicuo que controlase sus mentes y los influyera de tal manera que tuvieran un total y profundo desprecio por la vida humana? ¿Qué diríamos sobre las personas que cometen atentados en diversas partes del mundo, asesinan y lesionan a niños, mujeres y hombres por igual, están de igual manera poseídos por Satanás?
La Iglesia Católica actualmente viene sufriendo  un declive notorio en cuanto a cantidad de fieles que la siguen; con el paso de los años, los escándalos de todo tipo protagonizados por algunos de sus representantes han saltado a la palestra pública y le ha proporcionado un enorme daño.  Muchas personas se han visto engañadas y desilusionadas con la conducta de sus religiosos que han sucumbido a las debilidades humanas cometiendo diversos tipos de delitos y; lo peor del caso es que, desde la cabeza de la jerarquía eclesiástica se ha venido tapando todo este tipo de desmanes, estando diametralmente opuesto a la condición que debería ser la cristiana; no interesa el escándalo que se genere, no importa a quien se vulnere, lo que realmente priva es que los fieles no se enteren y así poder seguir manteniendo una posición en la sociedad desde hace más de dos mil años.
Para poder mantener su presencia y poder en la sociedad, es necesario crear nuevos santos, hacer “nuevos milagros” descubrir vírgenes que lloran sangre o aceite (no se sabe con qué finalidad) encontrar víctimas “poseídas” que sirvan a su cometido y justifiquen su existencia.  La Iglesia siempre ha tratado de controlar nuestras vidas por medio de la intimidación, amenazas y chantajes, mediante un código, una serie de “transgresiones” las cuales llaman pecados a los que realmente sus miembros ni siquiera respetan.
Las “posesiones” – está demostrado científicamente - no son otra cosa más que desórdenes mentales: Histeria, esquizofrenia, trastornos de personalidad, epilepsia, síndrome de Tourette, Creutzfeldt-Jakob. Este tipo de enfermedad es llamado: Demoniopatía o demoniomanía en cual el paciente cree estar controlado por el demonio o un ser sobrenatural. El paciente altera su comportamiento y puede llegar a conductas realmente violentas que pudieran atentar contra sí mismos y los demás.
La Iglesia católica cuenta con personal profesional de diferentes ramas de la ciencia, entre éstos psicólogos y psiquiatras que saben perfectamente que las causas de estas “posesiones” no son otra cosa que las enfermedades arriban mencionadas. Sin embargo, desde el Vaticano se siguen nombrando exorcistas y hasta tienen una escuela o academia para tal fin, felizmente existe Internet y podemos enterarnos de cosas tan insólitas y absurdas como estas:

Primer día de clases para aspirantes a exorcistas del Vaticano
Roma.- 
Era el primer día de clases en la escuela, por lo que algunos estudiantes estaban nerviosos. Pero no estaban iniciando cualquier curso, sino uno dictado por la Universidad del Vaticano para enseñar a los aspirantes a demonólogos y exorcistas.

"No hay dudas de que el demonio está interviniendo más en la vida del hombre en estos días", dijo el Padre Paolo Scarafoni a los estudiantes, en su mayoría curas que quieren aprender a vencer al diablo por si alguna vez deben enfrentarlo.

"No todos ustedes se convertirán en exorcistas pero es indispensable que todo cura sepa cómo discernir entre una posesión demoníaca y problemas psicológicos", agregó.

El curso de cuatro meses, denominado "Exorcismo y La Oración de la Liberación", es ofrecido por segunda vez por la Pontificia Universidad Apostólica Regina, en las afueras de Roma.

Los alrededor de 120 estudiantes de diversos lugares del mundo asistirán a conferencias sobre temas como los aspectos pastorales, espirituales, teológicos, litúrgicos, médicos, legales y criminológicos del satanismo y la posesión demoníaca.

Una de las conferencias planeadas se titula "Problemas relacionados con el exorcismo y temas relacionados".

Un cura, que solicitó no ser identificado, dijo que decidió asistir al curso después de una "muy inquietante experiencia" mientras escuchaba la confesión de una joven integrante de su parroquia.

"Su voz cambió, su rostro se transformó y comenzó a hablar en un idioma que no conocía", afirmó el religioso. "He conocido personas que están sufriendo por este problema y no es tan raro como podríamos imaginar", agregó.

Entonces, ¿estará el cura listo para luchar con demonios del tipo que pueden haber poseído a su parroquiana en el confesionario?

"Si después de este curso mis superiores deciden que será útil que me convierta en exorcista, lo haré", afirmó.

EXORCISMOS EN LA VIDA REAL

El interés en el demonio y lo oculto ha sido alentado por filmes como "El exorcismo de Emily Rose", de este año, y "Exorcismo: el comienzo", la segunda parte estrenada el año pasado del original "El exorcista", de 1973.

Pero olvídense de las películas. Los estudiantes tendrán varios exorcistas reconocidos en la vida real como maestros.

Uno de ellos es el padre Gabriele Nanni, quien asistió al primer día de clases y conversó con Reuters durante un receso.

"Lo primero es que el cura debe saber si el demonio está en funcionamiento en una persona o si el problema está en otro lado", dijo Nanni y agregó que hay cuatro señales que permiten estar seguro de que se trata de una posesión demoníaca en lugar de un problema psicológico.

"Cuando alguien habla o entiende idiomas que normalmente no comprende; cuando su fuerza física no es proporcional a su tamaño corporal o edad; cuando de pronto tiene conocimiento sobre prácticas ocultas; cuando tiene aversión física a cosas sagradas, como a quien dirige una comunión o a predicadores".

Según algunas estimaciones, se cree que alrededor de 5.000 personas pertenecen a cultos satánicos en Italia y tres cuartos de ellos tendrían entre 17 y 25 años.

En 1999, el Vaticano actualizó su ritual exorcista.

Comienza con rezos, una bendición y rocío de agua bendita, se toma al poseído de las manos y se hace la señal de la cruz.

La fórmula comienza con "Te ordeno a ti, Satán" y continúa denunciando a Satán como "el príncipe de este mundo" y "enemigo de la salvación humana".
Finaliza con "Vete, Satán".
Tomado de  http://www.absurddiari.com/s/llegir.php?llegir=llegir&ref=8149
Sin lugar a dudas que hay de todo y para todos, en este caso (a mi entender) la Iglesia abusa de la credulidad y la fe de las personas y también de la ignorancia, sembrando dudas entre la gente, supersticiones, mitos y leyendas para lograr su cometido. A medida que el mundo avanza así como su tecnología y conocimientos se va percatando que la mayoría de las cosas tiene explicación lógica y se deja un lado a lo divino y sobrenatural.
Volviendo al caso de los peores genocidas de la historia, habría entonces que comprobar si realmente estuvieron “poseídos” por el demonio o quizás fue por algunos vicios más mundanos como son: las ansias de poder, avaricia, megalomanía, codicia y demás. En la barra de videos puedes ver casos de “Posesiones reales”.  ¿Qué opinas? 



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Ratings and Recommendations by outbrain